FANDOM


.-Este capi barra vida lo escribe Marsh-.

.******.

{En la 5ª vida serás un feminista.}

.******.

Golpeé mi mano contra la mesa. No condenarían a aquella muchacha aunque me llevaran a mí.... Soy abogado. Problem?

Siempre he defendido a las chicas acusadas de algún crimen, aunque yo sepa que son culpables de crímenes inconfesables.... Esta vez, una chica acusada de asesinato era la que me tocaba defender. Era inocente, pero por el simple hecho de ser mujer la llevarían a prisión.

-Ehjam... - carraspée. Me moví el flequillo hacia un lado, y hablé.- Tenemos pruebas contundentes de que ella es completamente inocente. Las cámaras la han grabado en otro lugar distinto al de los hechos. 

La chica sollozaba en su silla. Se la veía asustada...

-Cierto. No tenemos prubas contra ella...-con esas palabras, el Juez la dejó en libertad....

Otra chica más salvada. Me encanta defender los derechos de las chicas. Este mundo es tán despectivo hacia las mujeres... Si todos fuéramos como yo, en este mundo no habría conflictos. 

Salí a la calle mirando al cielo, absorto en mis pensamientos... A la bajada de las escaleras, una chica peleaba con su novio. Éste la tiró al suelo y sacó una navaja. Le gritaba cosas como "Inútil", "no sirves para nada"... No, no me daba buena impresión. Así que hice lo que todo buen ciudadano haría... Salí corriendo en dirección contraria. Sí. Me considaro como feminista, pero soy todo un cobarde. Noté que la chica gritó fuertemente, y luego que alguien salió corriendo.

-Hehehe... Cobarde....-una voz detrás mía sonó amenazante...

-Neh?-me giré.

Allí estaba aquella chica. Me miró con una extraña cara, en la cual se dibujó una sonrisa... Sonrisa sádica. 

-Por qué no me has ayudado? He... -puso su mano sobre mi hombro. Noté que sangraba considarablemente. Supuse que aquél tipo le habría disparado y salió corriendo- Pagarás... Pagarás caro...-cogió una pistola, y , sin compasión, me disparó al hombro. Nada más hacerlo, se desplomó en el suelo.

Mientras la sangre brotaba de mi hombro, pensé:

Mierda... Soy un cobarde.... No... ¡No debí hacerle eso! Tenía que haberla ayudado... Ahora ella... Y yo... 

No pude pensar más, porque en ese momento, me desplomé. Cerré los ojos... Para siempre.

Cobarde.... No sirves para nada, vida estúpida. Mejor pasemos a otra... Logré escuchar esa voz... Es lo único que recuerdo.

.******.

Veremos si sonríe la diosa fortuna.... Dado