FANDOM


Escuchar~

Se quedó quieta, sentada en su cama, mirando un punto fijo en la pared sin objetivo alguno. Con los ojos abiertos como platos, ¿por qué? ¿Por qué justamente ahora? ¿Por qué ahora, que, simplemente, solo quería dormir? Está visto que esta vida es de lo más extraña. Te da lo que más necesitas en el momento menos oportuno. Giró la cabeza. Todo normal.

En fin... Cuando saliera el sol, llamaría a Lon... ¿Qué hora sería? ¿Las doce y media de la noche? Parecían siglos. Pero bueno... Lo mejor sería descansar. Mañana le contaría sus delirios al pelinegro, éste la mandaría a la mierda... Imagínandoselo todo, cayó otra vez en el sueño.

-Parar música.-


Escuchar~

¿Hasta cuándo había dormido? Empezó a dar golpes a la pequeña mesilla que acompañaba a su cama, para darle luz a aquel pequeño reloj, cuya luz se activaba por vibración. L-las... ¿12? ¿Tanto había dormido? Su amigo tenía razón, tenía que descansar bastante. Pero se sentía con energías renovadas... ¡Cierto! tenía que llamar a Lon... Nah, no le creería. En fin... ¿Qué pasa por probar? Se levantó (se dio cuenta de que ya tenía la ropa puesta, no tenía que cambiarse), y fue directamente a la puerta del vecino. Dudando de si aporrear la puerta o no, ésta se abrió sola.

-¿Uh? ¿Qué haces aquí? No puedo ni ir a comprar el pan sin que algo raro suceda...-con estas últimas palabras, Lon echó a reír.

Cuando se me ocurra algo pls.